viernes, 5 de agosto de 2011

Estadística, la ciencia oculta

Estadísticas

Lo que son las cosas. Hace años, muchos años, tenía un compañero de trabajo involucionista, más cangrejo que ardilla. Él lo negaba, sobre todo cuando comentábamos sobre estadísticas. Para él aquella "nueva" ciencia correspondía a una novedosa manera de manipular a la clase obrera. Para ello se apoyaba en la siguiente sentencia que hacia propia:

Dos individuos se disponen a comer. Uno de ellos pide un pollo entero, de esos chungos que dan vueltas en un espeto desde las 0800 horas hasta las 1400 sin marear. El otro, más comedido y responsable, se conforma con una ensalada de guiris, lechuga, cebolla cortada con las rodilleras que llevaba Gento, medio tomate huérfano y un poco de aceite de caja cambios de tractor y vinagre de la batería del mismo vehículo.
Po la estádistica, de los cojones, -afirmaba- mostrará que cada uno se ha comido medio pollo y media ensalada-guiri.

Razón no le faltaba, si se aplica, claro está, una media estrictamente aritmética.
Hoy esta ciencia es la panacea de todo lo que ocurre, y en ella se basan ciencias tan dispares como la medicina, la historia y las exactas.
Y este blog, precisamente, tiene un apartado de estadísticas. Lo he descubierto hoy mismo y me ha llamado mucho la atención, por qué en ella se indica de donde procede el sujeto que accede al cuaderno "Mi Mami me mima más".
Me he encontrado con un par del dominio holandés, uno (algún despistado) de Chile, otro de Argentina (Estará realizando una tesis doctoral en psicología) y un mejicano que imagino estaría con media de tequila y le dio al enlace por error, por cierto ¡Viva México...............Carajo!.

Pues a ellos, saludos, que como somos tan pocos ya vamos tomando confianza y ya puestos, que si a ver si nos vemos un diíta de estos y nos tomamos unas manzanillas en rama acompañadas de unos langostinos y si no son de su agrado, pues le podemos dar al chili con carne, un buen asado de lomo alto, unos arenques en vinagre con aardappelen y Heineken, o un "arrollado de chancho" con tinto que los tienen buenos al oeste de Los Andes.
Poeso, que podéis tutearme y escribidme y aquí un amigo para lo que guste.
Salud.
| Top ↑ |